Aventura Atlántica

atlantic adventure cruise lanzarote

Esta semana quería hablarles un poco de la Aventura Atlántica. Es una excursión en barco con punto de salida en el muelle de Playa Blanca. Me animé a probarla por su precio económico, la variedad de las actividades acuáticas que ofrece y la posibilidad de ver los pececitos a través de las ventanas montadas en la parte inferior del barco.

Mi transporte en autobús desde Puerto del Carmen no ha sido muy largo (aproximadamente 30 minutos). Había también otras personas que fueron recogidas en el Norte, por ejemplo en Costa Teguise. Su traslado tuvo una duración de 50 minutos. Los pasajeros pudieron observar el paisaje volcánico de la isla y los pueblecitos con casas pintadas todas de blanco, algo muy típico de Lanzarote. Yaiza, localizada en el sur, era la más espectacular: sus palmeras, junto con el paisaje de fondo de Parque Nacional de Timanfaya, crean vistas inolvidables. Ha sido una ruta muy agradable.

El barco tiene 3 plantas para explorar. Arriba encontramos mesas y sillas donde podemos tomar el sol y disfrutar de la bebida. Gracias a la brisa atlántica entramos en un ambiente muy relajante. Pero… ¡cuidado! No dejes ningún vaso de plástico en la mesa si no el viento se lo llevará ensuciando el mar. Por favor, ayuda a proteger la fantástica naturaleza canaria y usa las papeleras que encontrarás a bordo.

La barra y los aseos están situados en la planta intermedia del barco, lugar en el que también hemos almorzado. Hubo un buffet con pollo, patatas fritas, ensalada y pan. Este menú satisfizo a todos los pasajeros, incluyendo tanto vegetarianos y veganos, como amantes de cocina tradicional.

Como mencioné antes, la parte inferior del barco tiene unas ventanas y a través de ellas podemos observar la vida marina sin mojarnos. Un gran banco de peces rodeó el barco ¡y a los niños les encantó! Tengo que admitir que yo también pasé un buen rato, ya que no nado muy bien y nunca he hecho esnórquel, así que para mí ha sido la primera vez en la que he descubierto lo que esconde el mar. El agua cristalina y la sensación de paz y armonía que me transmitieron estas lindas criaturas inocentes me impresionaron muchísimo.

¡Pero hay mucho más que hacer durante esta excursión! Las actividades acuáticas son geniales. Puedes probar los kayaks y usar las máscaras de esnórquel. Si te gusta la adrenalina, apúntate en la lista para hacer el banana boat. ¡Las risas están garantizadas!

Después de volver al puerto los pasajeros subieron el autobús para volver a sus alojamientos. La excursión esta muy bien organizada. Todo el personal, incluyendo el chófer, el guía y los chicos del barco han sido muy amables y graciosos. Siempre recomiendo la Aventura Atlántica a los turistas y nuevos residentes de la isla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

to the top