La Cueva de los Verdes y Jameos del Agua

Cuando viajas a Lanzarote hay unas visitas que casi son obligadas: los Centros Turísticos de la isla. Y como primera opción voy a visitar dos centros que están muy cerca el uno del otro, en el norte de la isla: La Cueva de los Verdes y los Jameos del Agua. Tanto la Cueva como los Jameos forman parte del mismo tubo volcánico que se formó con la erupción del Volcán de la Corona hace unos cinco mil años.

 

La Cueva de los Verdes

Para la primera visita he elegido la Cueva de los verdes, me han recomendado llegar temprano para evitar estar fuera esperando mucho tiempo al sol, ya que los grupos son reducidos y entran en intervalos de veinte minutos. Así que a las diez de la mañana ya estaba en el aparcamiento. Cuando llegué ya estaba completo el primer grupo, y tocó esperar veinte minutos que aproveché para hacer fotos de los alrededores, cosa que recomiendo.

 

 

Cartel de la Cueva de los Verdes
Cartel de la Cueva de los Verdes

 

Cuando ya llegaba la hora el guía nos reunió a todos en la entrada y empezó con la explicación de la formación de la cueva y su origen volcánico. Después de dar las recomendaciones y precauciones -en ciertos sitios hay que tener cuidado con las cabezas porque el techo es bajo- empezamos el descenso a la cueva.

 

Entrada a la Cueva de los Verdes
Entrada a la Cueva de los Verdes

 

La iluminación de la cueva, a cargo del artista Jesús Soto, resalta los colores y las formas que la lava dejó a su paso creando un paseo único por las entrañas de la tierra.

 

Cueva de los Verdes
Cueva de los Verdes

 

Al final del camino habilitado para la visita, se encuentra un pequeño auditorio natural, aprovechando las cualidades sonoras de la cueva. El guía nos explica que se realizan varios conciertos al año en él.

 

Auditorio de la Cueva de los Verdes
Auditorio de la Cueva de los Verdes

 

Para terminar el recorrido tenemos que acercarnos a la zona más peligrosa de la cueva, así que tenemos que hacer caso en todo momento a las indicaciones del guía. Pero la verdad es que merece la pena ver esta parte de la cueva.

 

Precipicio de la Cueva de los Verdes
Precipicio de la Cueva de los Verdes

 

El recorrido por la cueva es bastante fácil de hacer, se recorre en un poco menos de una hora, exceptuando dos puntos donde hay que agacharse, el resto se hace de manera cómoda ya que el techo es muy alto y en ningún momento da sensación de claustrofobia.

Terminada la visita a la increíble Cueva de los Verdes le toca el turno a Los Jameos del Agua.

Los Jameos del Agua

 

Muy cerca de La cueva de los Verdes se encuentra, cerca de la costa, Los Jameos del Agua.

 

Cartel de los Jameos del Agua
Cartel de los Jameos del Agua

 

Un jameo es el derrumbamiento de techo de un tubo volcánico, y la entrada a este precioso espacio natural, moldeado por la mano del genial César Manrique, se realiza por el primer jameo, el más pequeño.

 

Bajamos por una escalera de caracol que nos lleva directamente al restaurante, un restaurante con mesas en medio de una cueva, rodeado de plantas y con vistas al lago salado. Atravesamos el restaurante y bajamos un nuevo tramo de escaleras, esta vez de piedra, que nos lleva al directamente al lago y sus habitantes: los cangrejos ciegos, que son el símbolo de Los Jameos del Agua, estos pequeños cangrejos, de un centímetro de longitud, son una especie única y endémica de este lugar. Al ser extremadamente sensibles está terminantemente prohibido tirar monedas o cualquier otro objeto al lago.

 

Bajada de Los Jameos del Agua
Bajada de Los Jameos del Agua

 

Una pasarela de piedra nos lleva al otro lado del lago, donde hay asientos y una barra de bar dónde pedir algo de beber si queremos contemplar esta maravilla tranquilamente sentados, cosa que hice. Luego otra pequeña subida por las escaleras nos llevan al jameo más grande, en él una preciosa piscina de agua color turquesa domina la abertura. 

 

Vista desde lo alto de los Jameos del Agua

 

Al fondo del jameo se encuentra el auditorio, este es mucho mayor que el de La Cueva de los Verdes y con una acústica excelente, en él se celebran actuaciones más a menudo. De vuelta al jameo, atravesando su jardín tenemos la entrada a La Casa de los Volcanes. En ella hay explicaciones de la actividad geológica de las islas, y en la parte superior encontramos una exposición permanente dedicada a la figura de Jesús Soto.

Entrada de la Casa de los Volcanes
Entrada de la Casa de los Volcanes

 

Para salir tendremos que volver a subir unas escaleras que nos llevan a otro pequeño bay y a la tienda de souvenirs en la que además podemos comprar vinos de la isla.

La Cueva de los Verdes y a Los Jameos del Agua son únicas, la belleza de estos dos sitios te deja muchas veces sin palabras. La sensación al adentrarte dentro de la tierra, en lugares que se formaron hace tantos miles de años, y que, aún estando tan cerca y siendo parte del mismo tubo volcánico, sean dos espacios tan diferentes entres sí no puedes de experimentarla por ti mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

to the top