Senderismo: Ruta Norte

Camino de los Gracioseros

Para descubrir nuevos lugares uno no puede quedarse sólo con lo que puede ver desde la carretera, mejor bajar del coche y descubrir el camino andando. ¡La experiencia es totalmente diferente!

El día comenzó a las diez de la mañana con la recogida por parte Carlos, nuestro guía de hoy, en la parada de taxis del C.C. Biosfera en Puerto del Carmen. En el coche ya hay dos personas más que ha recogido antes que a mi en Playa Blanca. ¡Un grupo pequeño! ¡Perfecto para caminar! Y como no hay que hacer más paradas para recoger a nadie más vamos hacia la parte norte de la isla.

Tuneras de Guatiza, Lanzarote
Tuneras de Guatiza

De camino hacia Guatiza, y después de las presentaciones, Carlos nos explica un poco el recorrido de hoy. Primero Guatiza, en segundo lugar subiremos a la fuente de Chafariz, luego el Camino de los Gracioseros en el Risco de Famara, coronaremos el Volcán de la Corona y por último la visita a una parte del tubo volcánico del que forman parte Los Jameos del Agua y La Cueva de los Verdes.

Todos los que formamos el grupo de  senderismo éramos de distintos países, pero eso no era problema para nuestro guía, habla seis idiomas y no tenía problema alguno en saltar del castellano al inglés, pasar por el alemán y terminar en francés si era necesario. Así que todas las explicaciones las recibimos cada uno de parte de Carlos en nuestro idioma, y entre nosotros hablábamos en inglés.

 

Cochinilla en los cactus de Lanzarote
Cochinilla

 

Al acercarnos a Guatiza comenzó a llover, no muy fuerte, y no es algo que me importe, prefiero caminar con algo de fresco o lluvia que en un día muy caluroso, para mi el tiempo era perfecto; así que bajamos con los chubasqueros puestos y nos acercamos a una plantación de tuneras cerca del Jardín de Cactus. Allí, Carlos nos explicó la importancia en el pasado del cultivo y recolección de cochinilla, de la que se extrae el color carmín, sus usos en cosmética y alimentación y las curiosidades de este pequeño insecto que parasita las pencas de las tuneras.

Luego de esta breve e interesante parada, tocaba el turno de Chafariz, la subida a Chafariz está llena de curvas, pero el paisaje es precioso, y más con la pequeña llovizna que nos acompañaba.

 

Caminata por Chafariz, Lanzarote
Chafariz

 

Nueva parada y subida por las terrazas de Chafariz hasta llegar al embalse, eso sí, con cuidado de no resbalarnos por la lluvia. Sólo un poco más arriba se encuentra la fuente, que está cerrada al público por precaución, pero desde la entrada se puede escuchar como el agua va filtrándose para ir a parar luego al embalse.

 

Embalse de Chafariz, paseo por el norte
Embalse de Chafariz

 

La tercera parada en el camino es El Mirador de Ye y el Camino de los Gracioseros, un camino que sube en zigzag desde la Playa de debajo del Risco, hasta lo alto de Risco de Famara por la parte más cercana al pueblo de Ye, dónde la pared no es tan vertical.

Carlos nos explicó que este camino se usaba por las gentes de La Graciosa, la mayoría mujeres, para subir a vender el pescado, que era el producto principal de La Graciosa, en el pueblo Haría y bajar otra vez a la playa, donde la estaban esperando sus maridos para llevarlas de vuelta a La Graciosa con los bienes que habían comprado en Haría a cambio del pescado.

 

Camino de los Gracioseros, Lanzarote
Camino de los Gracioseros

 

Las vistas desde el mirador, tanto de la isla de La Graciosa como de la Playa y las Salinas de debajo del Risco eran preciosas, y había parado de llover, así que pudimos disfrutar del paisaje, e incluso  avistar un halcón tagarote, familia del halcón peregrino, y una pareja de cuervos.

La siguiente parada nos llevaría al ascenso más grande y la caminata más larga del día, el Volcán de la Corona. Así que volvimos al coche, en dirección al pueblo de Ye. Desde dónde dejamos el coche, avanzamos por un camino plagado de viñas a cada lado. La verdad es que el camino hacia el Volcán de la Corona no se hace para nada pesado, además no hay que subir a la parte más alta.

 

Caminata llegando al Volcán de la Corona
Volcán de la Corona

 

Aunque ya no llovía la cima del volcán lucía una corona de niebla que hacía que el ascenso fuera bastante fresco. Paramos a tomarnos un descanso y a comer algo en una cornisa en la boca del volcán. Desde allí, mirando hacia el norte, se extendía una estampa preciosa aún con la niebla: a nuestros pies el pueblo de Ye, el Archipiélago Chinijo y  el mar; y a nuestra derecha, la costa de Arrieta y Mala.

 

Senderismo en el volcán de la Corona
Vistas desde el Volcán de la Corona

 

Carlos nos contó cómo se había formado el volcán y que este había dado lugar a la formación del tubo volcánico que alberga la Cueva de los Verdes y los Jameos del Agua. Desde esta situación privilegiada nos señaló nuestra última parada, unos grandes agujeros en medio del malpaís cerca de la Cueva de los Verdes.

 

Vistas del Volcán de la Corona caminando desde el jameo

 

La última parada nos lleva a un jameo que no ha sido tocado por la mano del hombre, un gran agujero en el suelo volcánico que deja al descubierto las entradas del tubo volcánico que se creó con la erupción del volcán. Un paraje escondido que nos deja sin habla.

 

ruta a pie por los jameos Lanzarote
Panorámica de las dos entradas del Jameo

 

De vuelta a nuestros puntos de salida de esta mañana seguimos hablando entre todos de la experiencia. Nos había encantado. La ruta es amena y muy interesante. Carlos sabe conectar con todos los participantes y es muy agradable. ¡Me he quedado con ganas de repetir, pero viendo otra parte de la isla!

 

¡Visita nuestras –> RUTAS DE SENDERISMO <– y explora Lanzarote a Pie!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

to the top