Safari en moto acuática y Parasailing en pareja

Aún en estas fechas, el tiempo en Lanzarote suele estar genial para disfrutar de la playa, y más si aprovechamos que el mar está tranquilo. Es la temporada perfecta para hacer actividades en pareja. Por ello me he decidido a hacer dos cosas que no había hecho nunca antes. Safari en moto acuática y hacer parasailing.

 

Marina Rubicón

 

Para realizar las actividades me dirigí con mi pareja al Puerto Marina Rubicón, en Playa Blanca. Después de dar un agradable paseo por esta marina, y tomar algo en uno de los locales, nos dirigimos a nuestra cita con los chicos de Paracraft Lanzarote. Enseguida nos dieron las instrucciones de seguridad y los chalecos salvavidas que teníamos que llevar mientras vivíamos nuestras experiencias con ellos.

 

Instalaciones de Paracraft Lanzarote

 

La primera de todas fue un precioso paseo por las costas de Papagayo montados en moto de agua. Tanto la salida del puerto como el paseo, cerca de la costa fue tranquilo, para poder disfrutar de las vistas e irnos haciendo con el control de la moto acuática. Pasamos muy cerca del Museo Atlántico, y de los acantilados, playas y calas que pueblan la costa de Papagayo hasta llegar más allá de la Playa de Puerto Muelas, ya pasada la Punta de Papagayo. Fue allí, cuando ya sin temor a molestar a bañistas y barcos, pudimos hacer el cambio de conductor y ver de lo que éramos capaces de hacer con las motos.

 

Costa de Playa Blanca

 

Si nos habíamos divertido hasta entonces, tengo que decir que ahí nos lo pasamos de muerte. Giros, alguna pequeña carrera… muy divertido! Y Seguimos así toda la vuelta hasta el puerto, mientras desde el barco que nos acompañaba por la travesía nos hacían fotos.

 

Siguiendo la estela de las motos de agua

 

Al llegar de nuevo a la Marina Rubicón, una de las parejas con las que habíamos hecho el safari en moto acuática también se unió a nuestra siguiente actividad: Parasailing. El barco ya nos estaba esperando, en cuanto nos subimos y nos pusimos los arneses salimos otra vez del puerto.

 

Mientras los dos tripulantes de la embarcación nos explicaban el uso del arnés y cómo ponernos al despegue y al aterrizaje, el barco se iba alejando de la costa. La verdad es, que entre los que íbamos, las caras variaban en un gran abanico, desde la cara de extrema ilusión de los dos niños que nos acompañaban, hasta las caras de “en qué lío me he metido” de alguno de los adultos.

 

Parasailing

 

Los pasajeros del barco empezaron a salir volando de dos en dos, diez minutos suspendidos de un globo, a un montón de metros del agua y guiados por el barco. Las caras al volver al barco sólo se pueden describir como caras de felicidad, una sonrisa de oreja a oreja y diciendo que era una auténtica pasada.

 

Vistas desde lo alto

 

Estábamos impacientes por que llegara nuestro turno, así que cuando llegó casi no podíamos esperar. Ya estábamos colocados y preparados cuando llegó el tirón, que nos alzó limpiamente, de la cubierta del barco.

 

La sensación de estar subiendo, suspendidos solamente por una enorme vela que recuerda a un paracaídas, mientras todo se hace más pequeño… realmente es indescriptible. Pero entiendes porqué al aterrizar todos tienen esa sonrisa en la cara.

Las vistas a tantos metros del suelo son increíbles, ves pasar los barcos por debajo, muy pequeños, mientras estás cómodamente sentado en el arnés.

 

Aterrizando en cubierta

 

Después de los diez minutos, donde no dejamos de soltar exclamaciones de asombro, nos tocó el turno de volver a bajar. Aterrizaje perfecto, y llegó el turno de la última pareja. Que al ser la última tenía sorpresa… ¡Los últimos se van al agua!

 

Al terminar, sólo nos quedaba volver a la Marina Rubicón mientras íbamos comentando lo divertido que había sido; dejar los arneses y los chalecos al bajar del barco, y revisar las fotos que nos habían hecho a todos.

 

La verdad es que es algo que hay que hacer al menos una vez en la vida. ¡No valen excusas! Es divertidísimo y la sensación de estar suspendido en el aire es impresionante. Además, puedes pedir el servicio de fotos y llevarte un magnífico recuerdo.

 

Si quieres vivir esta misma experiencia visita nuestras –> OFERTAS DE PARASCENDING EN LANZAROTE <– una manera única de ver la costa de la isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

to the top