Guía de viaje

Lanzarote Aquarium

Aunque Lanzarote, al ser una isla, tiene unos increíbles fondos marinos de los que podemos disfrutar si nos damos un buen chapuzón en cualquiera de sus playas, también existe la posibilidad de ver el fondo del mar sin tener que mojarse: el Lanzarote Aquarium de Costa Teguise.

Para aprovechar al máximo el día siempre me gusta visitar los sitios temprano, después de desayunar. El acuario está abierto todos los días de 10:00 a 18:00, así que cogí el coche hasta Costa Teguise, en dirección a la Playa de Las Cucharas. El Aquarium se encuentra en el Centro Comercial  El Trébol, al lado del Hotel Los Zocos. Si vas en bus, simplemente tienes que coger la línea 3 y bajar en la última parada de Costa Teguise.

 

Entrada Aquarium Lanzarote
Entrada Aquarium Lanzarote

 

A la entrada nos reciben amablemente en la recepción, que también es la tienda de recuerdos, donde nos dan un mapa con las explicaciones de las tres zonas diferenciadas del acuario. Para acceder a él hay que bajar un tramo corto de escaleras, aunque también hay una entrada para las sillas de ruedas.  Según bajamos nos encontramos de lleno en la zona de acuarios donde especies como el pejeverde, los sargos, las fulas o las morenas , pueblan los los acuarios destinados a los litorales canarios.  

Collage Aquarium

 

Al final de esta zona hay unos acuarios destinados a la recuperación de animales protegidos accidentados, como la tortuga boba, esta tortuga, aunque es la que se encuentra con más frecuencia en aguas Canarias, está en peligro de extinción. En estos acuarios se recuperan hasta que pueden ser liberados otra vez en el mar.

 

La siguiente zona es la de los arrecifes tropicales; sin duda esta es la zona más colorida, con las anémonas de vivos colores, los caballitos de mar, peces cirujano y peces payasos. Es casi imposible no oír el nombre Nemo o Dory cuando algún niño llega a esta parte.

 

Peces de arrecifes tropicales

 

Después de la zona de arrecifes tropicales llegamos a la zona del túnel submarino, en la que una pareja de tiburones nadan despreocupadamente sobre nosotros. La sensación de caminar por un túnel de cristal, debajo de toneladas de agua donde viven tiburones es increíble.

 

Túnel de tiburones

 

Al salir del túnel llegamos a la zona más interactiva del acuario, tres acuarios táctiles, donde hay que meter la mano para tocar estrellas, erizos y pepinos de mar. Esta zona es una de las favoritas de los niños. Además hay unas gradas donde sentarse a admirar el Oceanario.  En este enorme acuario conviven diferentes tiburones, grandes peces como los meros, y un enorme pez raya que se pasea majestuosamente por todo el tanque como si volara en vez de nadar.

 

Pez Raya

 

Una visita que te brinda la oportunidad de conocer el fondo marino sin tener que mojarte, y muy recomendables si vas con niños, disfrutan muchísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

to the top