Centro de Visitantes de Timanfaya

Este Centro de Visitantes de Timanfaya, se puede visitar tanto antes, como después de haber disfrutado de Las Montañas del Fuego. Si lo hacemos antes, iremos preparados para lo que veremos más adelante en el recorrido en bus y en el Islote de Hilario. Si lo visitamos después, como en mi caso, ya tenemos esas experiencias frescas en la retina y podemos resolver alguna de las dudas o curiosidades que se nos hayan quedado en el tintero.

 

 

En el Centro de Visitantes de Timanfaya podemos encontrar unas detallada explicación de las erupciones que acontecieron en Timanfaya entre 1730 y 1736. Este moderno edificio se encuentra en Mancha Blanca, en la carretera de Tinajo a Yaiza, está abierto todos los días de 9:00 a 16:30, y su entrada es gratuíta. El Centro, es una construcción moderna en medio de un malpaís de lava, con amplios interiores y grandes ventanales orientados al mar de lava que rodea toda la zona.

 

 

Cuenta con un parking accesible desde la carretera, y al entrar, pasada la recepción, nos encontramos con una pequeña, pero bien surtida, tienda de regalos. Dejando atrás la tienda de regalos, el espacio se abre en varias alturas, siendo esta la sala de exposición permanente, donde encontramos las diferentes exposiciones separadas por temas.

 

 

 

En una parte de la sala, nos llama inmediatamente la atención, una gran maqueta con el origen volcánico de las Islas Canarias, los espacios protegidos de la isla de Lanzarote, así como la Red Estatal de Parques Nacionales. Y Como no podía ser de otra manera, también hay una gran parte dedicada en exclusiva a Timanfaya, sin olvidar su flora y su fauna, así como el litoral, ya que gran parte de las erupciones pararon, después de hacer crecer la isla, habiéndole ganado terreno al mar.  Para terminar, en esta sala también hay una sección dedicada en exclusiva a La Geria y la manera de cultivo que se da en esta peculiar zona.

 

En la parte alta se sitúan la Biblioteca y la Sala de Proyecciones, que ofrecen dos programas audiovisuales de 30 minutos de duración cada uno y que tienen traducción simultánea en cuatro idiomas (español, inglés, alemán y francés). También encontramos la Sala de Experiencias Sensoriales, dotada de medios especialmente diseñados para personas que sufren algún tipo de discapacidad, ya sea motriz, auditiva o visual. En ella, mediante paneles en Braille, elementos táctiles y olfativos, estos visitantes pueden acercarse a las singularidades naturales del Parque Nacional de Timanfaya.

 

 

Sin duda uno de los puntos fuertes del Centro de Visitantes de Timanfaya es la Sala de Simulación, en ella, gracias a una cuidada combinación de sonido, luces y movimiento, podemos experimentar las mismas sensaciones que los habitantes de la isla en los 6 años que duraron las erupciones volcánicas.

 

 

Para terminar la visita, yo opté por visitar los miradores y la pasarela. Y he de decir que, caminar por la pasarela de madera, encima de las coladas de lava que cubren el paisaje, para sentarse en el banco que se encuentra al final, y disfrutar de la quietud del paisaje es impactante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

to the top