Actividades deportivas para practicar en Fuerteventura

actividades acuáticas Fuerteventura

“Las vacaciones son para descansar”. “Estoy deseando tumbarme en la hamaca y que me lo hagan todo”. “Cariño, creo que no voy a salir del apartamento en los quince días”.

¡No, no, no y mil veces no!

Mis vacaciones perfectas son las que, además de dormir a pierna suelta y ver paisajes impresionantes, me regalan mi habitual ración de endorfinas y serotoninas, dos saludables hormonas que libera nuestro cuerpo cuando hacemos deporte.

Fuerteventura está a poco más de dos horas de vuelo de la Península, tiene una naturaleza increíble y es un paraíso para los deportistas.

¿Running? ¿Surf? ¿Senderismo? ¿Buceo? Dime qué actividad deportiva quieres practicar (antes de tomarte unas papitas con mojo) y te diré en qué parte de Fuerteventura vas a ser rematadamente feliz estas vacaciones. 🙂

Allá vamos con esta guía para deportistas que deciden, con muy buen tino, irse de vacaciones a Fuerteventura.

 

Deportes acuáticos en pleno océano Atlántico  

Sitúate: estás en una isla de aspecto paradisiaco y marciano que tiene unos 150 kilómetros de costa.

Este litoral, además de ser un horizonte en el que extraviar la mirada con una buena copa de vino al atardecer, es una joya para los deportes que se desarrollan en aguas abiertas.

Fuerteventura es uno de los destinos más famosos de Europa para hacer surf. Lo bueno es que aquí pueden entrenar desde surfistas profesionales hasta deportistas que se están iniciando en el arte de cabalgar las olas.

El Cotillo para los que se estrenan con el neopreno. Rocky Point (Punta Elena) para los que ya saben cómo va este deporte y tienen demostrada experiencia. Lo bueno es que la isla ofrece olas y recursos para todos los niveles.

Vas a encontrar una ventana de seis meses (de octubre a mayo) con las condiciones climáticas perfectas para coger olas.

Fuerte-ventura. El nombre de la isla advierte de la presencia casi perenne de un fuerte viento durante buena parte del año, indispensable para que el windsurf sea otra de las actividades deportivas más deseadas.  

actividades deportivas en fuerteventura

Hay tantas y tan buenas olas surfeables en la costa majorera que las autoridades van a protegerlas como “patrimonio natural y de interés deportivo”, controlando que las obras marítimas no afecten a ningún de los 48 spots que se han censado en la isla.

El mar es el campo de entrenamiento preferido de la nadadora majorera Alexandra Sánchez Clark. “No tienes límites, ni nada que te rompa el ritmo. No tienes que hacer virajes. Sólo ir de aquí a allí lo más rápido que puedas”.

Nadar es mi deporte. Me parece el más completo y es, seguro, el que más me relaja. Si tú también tienes complejo de sireno o sirena, vas a arrugarte como una pasa en las estupendas (y resguardadas) playas que tiene Fuerteventura para nadar con seguridad, por ejemplo Caleta de Fuste, a unos cómodos 23 ºC de temperatura media en el agua.

Si lo tuyo es ponerte retos y estás bien preparado, ¿por qué no participas en la travesía a nado hasta la Isla de Lobos? Es un clásico de cada mes de octubre.

Fitness y bienestar: en busca del entrenamiento perfecto   

¿No te quitas tu reloj deportivo ni para ir a comprar el pan? ¿El deporte es tu estilo de vida? Estás de suerte: tienes un 99% de probabilidades de vivir tus vacaciones perfectas en Fuerteventura.

Los bootcamp son entrenamientos inspirados en las rutinas físicas que realizan los militares. ¿Te suenan esos circuitos en los que hay que trepar por cuerdas o saltar entre ruedas de tractor? Correcto. De eso estamos hablando. De uno los ejercicios físicos más tonificantes y divertidos.

En Fuerteventura suelen organizarse sobre las doradas arenas de sus playas, con aros y otros elementos gimnásticos para una yincana que ni tú ni tu cuerpo olvidareis fácilmente. Algunos se plantean como vacaciones completas e incluyen actividades diferentes (senderismo, natación, circuitos) que permiten conocer la isla y a un montón de gente. ¡Intensidad física y emocional asegurada!

Seguro que lo has practicado o conoces a alguien que lo hace: el crossfit está de moda y si puedes hacerlo al lado de la playa, ni te cuento. En Fuerteventura vas a encontrar gimnasios especializados en este entrenamiento de alta intensidad, con coaches expertos y un trabajo de grupo y autoestima que dan mil vueltas, sin buscarlo, a muchos libros de autoayuda.

Algunos centros ofrecen tarifas especiales para los viajeros que están pasando unos días en la isla y asesoramiento profesional para mejorar tu técnica. Recuerda siempre que el deporte hay que practicarlo de forma controlada y regulada por tu médico.

Tatamis, clases de boxeo, pesas rusas… En las pocas ocasiones en las que el tiempo no acompaña, muchos atletas entrenan a cubierto en alguno de los equipadísimos gimnasios que existen en la isla.

En Puerto del Rosario encontrarás un parque street workout, que no es más que un gimnasio al aire libre. Te recomendamos que te hagas una buena playlist en YouTube con rutinas para entrenar tu tren inferior y que las disfrutes en plena playa, sobre la arena. ¡En Fuerteventura el aire libre siempre gana!

 

Senderismo: a pata todo se conoce mejor  

La mejor forma de conocer esta magnética isla canaria es a pie. Así que coge tus zapatillas de trekking, unas buenas gafas de sol, una buena gorra con visera y protección solar (del cincuenta) para aventurarte en la red de senderos de esta espectacular Reserva de la Biosfera.

El GR-131 atraviesa la isla de Fuerteventura, de norte a sur, desde Corralejo hasta la Punta de Jandía, en 255 kilómetros repartidos en etapas bien marcadas con las balizas habituales que podemos encontrar en los senderos de España, Francia o Bélgica:

  • Gran recorrido (más de 50 kilómetros, marcados la señal GR y los colores blanco-rojo)
  • Pequeño recorrido (entre 10 y 50 kilómetros, PR blanco-amarillo )
  • Sendero local (menos de 10 kilómetros, SL blanco-verde)

Encontrarás pocas épocas del año en las que se suspendan las actividades al aire libre (sólo cuando hay alerta por fenómenos costeros adversos o tormentas tropicales), en contadas ocasiones. Es una de las ventajas de esta latitud subtropical.

¿Quieres ver la singular belleza de Fuerteventura en una furgo climatizada y un grupo pequeñito de no más de 8 personas? Vente al Norte de la isla. La sencilla marcha empieza en el mismo Muelle de Corralejo a las 9:30 de la mañana. El guía nos lleva hasta Lajares para empezar con una caminata suave. Objetivo: Calderón Hondo, uno de los volcanes más fotografiados de la isla.

El pateo matutino no llega a los 200 metros de desnivel y después de tres kilómetros y medio termina en un mirador desde el que se puede ver una hermosísima vista de la vecina costa de Lanzarote. Por el camino veremos vegetación local como el rojizo cosco, cuyas semillas utilizan los antiguos pobladores para alimentarse cuando escaseaba otro grano mejor,  y una antigua cantera de picón Montaña Colorada cuyos huecos en sus laderas corresponden con lo que en su día fue una cantera de picón (arena volcánica gruesa).

La ruta norteña para en El Cotillo para comer (todo el mundo sabe que los deportistas son las personas que mejor comen, o mejor deben comer, del mundo). Aprovecha y pide pescado fresco. ¡Es una delicia! Cuando hayamos descansado, recorremos algunas sendas talladas entre los acantilados, cerca de la playa del Aljibe de Los Ojos y de Los Lagos.

Irse de Fuerteventura sin pasar cerca de Tindaya es como estar en París y no ver la Torre Eiffel. Las comparaciones son odiosas, ya lo sé, pero es que este monumento natural impresiona en muchos aspectos.

Existe una ruta organizada de 8 horas que te llevará hasta la montaña sagrada majorera. Todo empieza en el Parque de las Dunas de Corralejo, un escenario de ciencia ficción y romanticismo surfero, y uno de los sistemas dunares más importantes de España. ¿Que de dónde sale esa arena tan blanca y tan fina? De la pulverización de las conchas de moluscos. Sí, está hecha de caracolillos triturados. Su origen es cien por cien orgánico. Podría quedarme horas mirando su textura y  jugando con ella. Hasta mi mano, de un tono habitualmente blancurrio, parece moreno en contraste con ella.

actividades deportivas en fuerteventura

En el corazón de la isla, en La Oliva, se alza sobre 400 moderados metros la montaña de Tindaya. El mejor sitio para contemplarla, “solitaria, en medio de una llanura”, como bien describe la red de senderos del Cabildo de Fuerteventura, es entre Morro Tabaiba y Montaña de Enmedio.

En Tindaya se encuentra uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Canarias: más de 300 dibujos con forma de pie (podomorfos)  grabados sobre la piedra y orientados en un ángulo que mira hacia el Pico de las Nieves (Gran Canaria) y el gran Teide (Tenerife). ¿Por qué era sagrada esta montaña para la cultura de los majos (antiguos pobladores de Fuerteventura)? Por la fertilidad de su suelo compuesto de traquita, un tipo de roca volcánica que sólo se encuentra en esta parte de la isla, explican en la revista Bienmesabe.

Hornos de cal, molinos para triturar grano, la historia de Miguel de Unamuno en la isla, la cultura de las salinas, la impresionante Punta de Jandía, el camino de los presos… La historia cultural, natural y geológica de la isla está escrita en sus caminos naturales. Sólo tienes que descubrirla.

 

Running, pilates y yoga (omh, omh, omh)

No subestimes el relieve de Fuerteventura, atravesada en su centro por un collar de volcanes que forman unas a veces empinadas cuestas que sorprenden a los runners.

En teoría, correr con un alto índice de radiación ultravioleta, alguna que otra cuesta y un viento bastante intenso apetece casi tanto como pegarse un ladrillazo en el pie. ¡Pero no! Como bien apunta Pablo Caño en Diario de una maratón, “el viento mejora nuestra resistencia y con el viento a favor ganaremos en rendimiento y mejoraremos nuestras marcas”.

Él ya ha probado las delicias del entrenamiento runner en Fuerteventura y las recomienda. Dice que es genial para los entrenamientos de fuerza. Para los amantes del trail running que corren por caminos de tierra como si nada hay un circuito circular, recuerda Pablo, en Puerto del Rosario. Son caminos anchos de tierra bastante sencillos.

¿Que quieres ponerte a prueba y gozar de una de las playas más salvajes de Fuerteventura? Lo tuyo es el ascenso hacia la playa de Cofete. Paradita en la indómita costa, respiración, atardecer y regreso antes de que el sol concluya su descenso.

Otra de las runners que sabe bien de lo que habla es Paula Butragueño que en su we Inspira Fit recomienda los 6 kilómetros que separan Costa Calma de la Playa de Jandía. ¡Y cuánta razón tiene!  Cuando baja la marea, deja al descubierto una pista de arena firme perfecta para correr al atardecer.

¿Más sitios para calzarte tus zapatillas de pronador o supinador? Sí:

 

  • Las mismísimas dunas de Corralejo. En noviembre se celebra en este impresionante paraje natural una media maratón, la única de toda Europa que transcurre casi al completo por un sistema de dunas.
  • El paseo marítimo de Morro Jable. Más convencional, pero bien práctico.

No se me ocurre mejor cosa para maridar con el running que unas buenas sesiones de yoga y pilates, dos disciplinas con gran arraigo en Fuerteventura.

actividades deportivas en fuerteventura

Yoga activo, yoga relajante, hatha, vinyasa… Estás en una isla que se caracteriza por resetear tu mente y ayudarte a conectar contigo mismo. La vorágine y el ritmo laboral exige un parón y el yoga puede ser un oásis muy eficaz para aprender a respirar, a priorizar y a concentrar nuestra energía donde verdaderamente lo deseemos.

¿Qué te voy a contar del famosísimo pilates que no conozcas ya? Lo fundamental: que el pilates es una disciplina perfecta para elongarse y tonificar los músculos, sin impactar en los ligamentos ni en las articulaciones. Esto va de posturas, de fuerza muscular y de respiración.

Sí, te estoy proponiendo unas vacaciones para respirar. Para correr. Para ser consciente y procurar ser feliz.

 

Submarinismo y pesca deportiva: Somewhere beyond the sea…

Si a nivel usuario, con unas gafas y un tubo, el snorkel puede regalarnos panoramas dignos de acuario de gran ciudad, una inmersión en el fondo marino de Fuerteventura puede ser una de las experiencias más inolvidables de tu vida.

Fuerteventura Buceo, en Jandía, recopila algunos de los spots más privilegiados para los submarinistas:

 

  • El Veril de Morro Jable. Una pared de 20 metros en la que se concentran un crisol de especies. Puedes ver pasar medregales, morenas, barracudas, peces trompeta o, si hay suerte, el tiburón angelote, que se encuentra en crítico peligro de extinción y que tiene aquí uno de sus más importantes refugios. No ataca si no le provocas. No te buscará.
  • El Veril Grande. Frente al Faro de Jandía y perfecto para principiantes. Se accede en barco. Por aquí se pasean sargos, chuchos (peces raya) y anguilas jardineras. En los alrededores, a veces se avistan tiburones ballena.
  • El Cañón. Ni Dory, ni Nemo, aquí el que lo va a flipar vas a ser tú, cuando veas este campo de anémonas y sepas que esta es una inmersión sencilla que no pasa de los 14 metros de profundidad.

actividades deportivas en fuerteventura

Las empresas ofrecen clases y bautismos de buceo para todas aquellas personas que jamás se han puesto unas aletas, un cinturón de lastre o han respirado a través de un regulador. Si eres de los que como yo, sufre cierta claustrofobia bajo el agua, pregunta todo lo que quieras y cálmate. ¡La información es el mejor antídoto contra el miedo!

Si eres una especie que se encuentra más cómoda en la superficie, ¿por qué no pruebas la pesca deportiva? Desde el puerto deportivo de Corralejo, el catamarán Fénix Ñian organiza jornadas de pesca muy bien guiadas por su experimentado capitán, que te dirá qué pesca es la que encontrarás en el agua en función de la temporada del año y el clima que tengamos en la travesía, que suele discurrir por los alrededores de la Isla de Lobos.

Si no has cogido en tu vida una caña de pescar, quédate tranquilo: la tripulación está acostumbrada a divulgar las nociones más elementales de la pesca deportiva para que puedas pasar un día espectacular.

Asegúrate de contratar estas actividades con una empresa profesional que sepa lo que está haciendo. Es fundamental saber qué especies se pueden capturar y cuáles no. Tenemos que salvaguardar la riquísima biodiversidad de estas aguas.

El viaje a bordo de la embarcación incluye además un pequeño picnic (agua, fruta y chocolate) para matar el hambre. Se sale temprano, a las 8:00 y se regresa para comer.

¿Sorprendido?

Puede que no te esperases tantas actividades deportivas en Fuerteventura.

No tengas duda de que esta isla te va a proporcionar cultura, naturaleza, gastronomía y momentos chill out. El relax está bien. Incluso repanchingarse en la toalla sin pensar en hacer nada más. Pero, no nos engañemos: el modo ameba no sienta bien si se prolonga más de 48 horas.

El relax es una necesidad, ¡pero el descanso del guerrero es un placer!  

 

 

Dolores Hosse

Travel Blogger

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

to the top